lunes, 5 de junio de 2017

BREVE NECROLÓGICA DE JUAN GOYTISOLO



JUAN GOYTISOLO

Antonio J. Quesada

Juan Goytisolo ha muerto.
Un autor que, desde que comenzó a escribir, jamás dejó indiferente a los lectores, pero tampoco a las autoridades, que solamente con el tiempo le concederían algunos galardones (en 2014, el Premio Cervantes). Novelas, ensayos, cuentos, libros de memorias y de viajes, textos periodísticos, Goytisolo trabajó diversos géneros con gran estatura creativa e intelectual. Personalmente vuelvo con periodicidad a sus tomos de memorias (“Coto vedado” y “En los reinos de taifas”), que son como un fresco de él y de su época.
Espíritu inquieto, abandonó la España imperial del Centinela de Occidente para recalar en París (como tantas personas culturalmente inquietas). Llegó a Europa, por tanto. En París escribió y trabajó para Gallimard, estuvo próximo y se alejó del Partido Comunista de España (“el Partido”, en aquellos tiempos), vivió y se casó con Monique Lange, tuvo trato con los intelectuales más sugerentes del momento y, a la muerte de Monique, se estableció en Marrakech. Sus textos y opiniones sobre el mundo musulmán, la historia de España y de Europa y, en general, sobre política internacional, son un referente (generalmente van acompañados de polémica, claro). Pero no cabe duda de que si el mundo progresa suele deberse, en general, a los espíritus heterodoxos, como el de Juan. Y, ante todo, Goytisolo era un gran escritor. Que es lo esencial en un escritor: que ofrezca calidad de página.
Ha muerto Juan Goytisolo.

2 comentarios:

  1. Goytisolo, un filosofo urbano, gràcies Toni!

    ResponderEliminar
  2. I tant. Tota la raò: tot un pensador. Abraçades!!!

    ResponderEliminar