viernes, 12 de enero de 2018

PARTICIPACIÓN EN OBRA COLECTIVA MUY ESPECIAL

Los discursos de ex-combatiente suelen ser antipáticos, pues es como si te pasaran el brazo por los hombros del alma, te dijeran "mira, muchacho..." y comenzaran el sermón de turno, en el que el orador-sumo sacerdote sale siempre bien parado.
Pero cuando uno cumple años, en ocasiones, le salen estos discursos de modo inevitable. En tal caso, uno debe intentar, por gentileza con su interlocutor, no ser excesivamente sacerdotal.
Todo esto viene a cuento de que, por mi trabajo, no es infrecuente que aparezca en libros, capítulos de libros, artículos en revistas científicas presuntamente prestigiosísimas, conferencias, seminarios y demás historietas con bastante impacto. No soy mejor que nadie, por otra parte: es mi trabajo. Quizás por eso no necesito minutillos de gloria por aquí o por allá: ya tengo muchas horas de gloria a la semana con tanta clase y tutoría, no necesito tiempo de descuento.
Pero, a pesar de tantos tiros como llevo pegados, ayer conocía de la publicación de una obra colectiva en la que participo y que me hace tanta ilusión que parezco un niño con zapatos nuevos: el libro "Recepción y canon de la literatura española en el cine", coordinado por Rafael Malpartida Tirado, a quien agradezco la confianza depositada en mí, y publicado por la prestigiosa Editorial Síntesis (la cuarta editorial española en el índice PSM, que siempre ha figurado entre las diez primeras en el SPI).
En este libro se reflexiona sobre canon de la literatura y cine y sobre diversos temas más puntuales (literatura y cine apocalípticos, "La pasión turca", Jacinto Molina, teatro español y cine y poesía y cine). En la parte de poesía y cine aparece mi capítulo, titulado "El cine, la imagen de los creadores de la familia Panero y la recepción de su obra: notas sobre una percepción". Mi primera investigación publicada sobre mis admirados Panero.
Algún colega malévolo me podría preguntar que cuánto me puntuan por este mérito en mi curriculum profesional, a efectos de acreditación de la ANECA, para solicitar sexenios de investigación o para qué sé yo, y tendría que contestarle, con mi mejor sonrisa, que nada. Incluso añadiría que me conviene no alegar este mérito en mi CV, pues seguramente constituye un demérito, a ojos de mis colegas jurídicos más estrictos (para los que soy, seguramente, un disperso que se dedica a otros temas...).
Bueno: precisamente por eso, porque este trabajo es un fin en sí mismo, a la ANECA no sé lo que le importa (bueno, sí lo sé: nada), pero a mí me da la vida. Gracias a mi trabajo, sobrevivo: gracias a mis pasiones, vivo.
Gracias, Rafael; gracias, amigos. Para aventuras como la que narro hoy se vive.

sábado, 6 de enero de 2018

"MIDNIGHT IN PARIS": LOS "LLETRAFERITS" SOMOS ASÍ


Cuentan que cuando Omar Torrijos leyó “El otoño del patriarca” llamó a su amigo Gabriel García Márquez para felicitarle por el libro, y le regaló los oídos con una frase mítica: “Tu novela es magnífica. Efectivamente: los dictadores somos así”.

Recuerdo la anécdota tras haber visto, robando horas al sueño, como siempre hago para ver buen cine, “Midnight in Paris”. Era una laguna y ha merecido la pena dormir menos tiempo. Posiblemente no sea una obra maestra, pero… me parece una película magnífica y, lo que es más importante, el efecto que me ha provocado es un tesoro que para mí queda. Es imposible no identificarse con el protagonista, un creador que tiene su mundo propio y, obviamente, choca con la realidad, mucho más gris que todo eso que lleva en su interior y a lo que desea dedicar su vida. Un lletraferit que tuvo que pactar con el día a día, para sobrevivir, y que puede que en algún momento deje de hacerlo.

Quedas con la sensación de que tú también querrías protagonizar esta película. Y me acuerdo, claro, de la frase de Omar Torrijos. A Woody Allen le diría: “Enhorabuena, Woody, los lletraferits somos así”.

viernes, 5 de enero de 2018

"LIGERO DE EQUIPAJE"

Este texto se iba a publicar por no sé dónde, alguna vez. Creo que no se publicó. Por lo menos, no me consta.


 

Ligero de equipaje

A Antonio Machado, permanente ejemplo e inspiración

No poseo teléfono móvil

(no encartó en su momento, y ahora no deseo más problemas).

No poseo vehículo propio

(voy y vengo en autobuses y, a lo mejor, algún día, en Metro).

No poseo motocicleta

(el chasis soy yo: me aterra, aunque me apasione circular en motocicleta).

No poseo perro o gato

(no tolero otro animal bajo mi techo: no soporto tal competencia).

No poseo Dios o dioses

(una pena: me vendrían de perlas).

No poseo un equipaje excesivamente abultado

para

moverme por la vida,

por tanto.
               (Antonio J. Quesada. Texto inédito... o algo así)

lunes, 1 de enero de 2018

"Da da da" (Trio)

Aha aha aha
Aha
aha
aha
Was ist los mit dir mein Schatz? Aha
Geht es immer nur bergab? Aha
Geht nur das was du verstehst? Aha
Is this what you got to know?
Love you do you didn't show?
Ich lieb' dich nicht du liebst mich nicht
Ich lieb' dich nicht du liebst mich nicht
Ich lieb' dich nicht du liebst mich nicht
Ich lieb' dich nicht du liebst mich nicht
Da da da
da da da
da da da
da da da
da da da
(Ich lieb' dich nicht du liebst mich nicht)
Da

viernes, 29 de diciembre de 2017

"EL SUR". UNA PELÍCULA NOCTURNA

Aseguraba un amigo de mi padre que robar horas al sueño era robar horas a la muerte, porque era como recuperar tiempo (a lo mejor "tiempo de descuento", que diríamos los aficionados al fútbol). Quién sabe, puede que tuviera su parte de razón.
En ocasiones robo horas al sueño para ver cine, y he comprobado que así como existen libros nocturnos y libros diurnos (es cuento largo...), hay películas nocturnas y películas diurnas (es cuento no menos largo). Bergman, Antonioni, "Belle de jour" o "El último tango en París", por ejemplo, son ideales para la noche. De noche nos visitan los fantasmas, los miedos y la vida nos pone contra las cuerdas. El sol lo disfraza casi todo, porque de lo contrario no podríamos seguir viviendo.
Recientemente he robado horas al sueño para revisitar "El sur", de Víctor Erice (la tenía demasiado abandonada, muy necesitada de revisionado) y... no me ha defraudado. Otra película nocturna. Se notan la mano de Erice, la producción de Querejeta, el texto de Adelaida García Morales (¡ay, de reciente y triste actualidad!) y las interpretaciones fantásticas de Iciar Bollaín, Rafaela Aparicio (deliciosa) o de Omero Antonutti, travestido de Omero Antonutti, como siempre, con ese toque dostoievskiano que nos asombrara en otros sitios, como en "La verdad sobre el caso Savolta" (película que traslada al cine esa joya de Eduardo Mendoza dedicada a mi querido y añorado amigo Diego Medina).
Volví a ver reafirmada aquella idea que alguna vez escribí por alguna parte: “no se puede conocer, realmente, a ninguna otra persona, como a lo mejor es imposible conocer, en realidad, incluso a uno mismo. Somos islas, generalmente vírgenes, sin posibilidad de formar un archipiélago”.
"El sur". Una película nocturna.

martes, 26 de diciembre de 2017

BOE

Un enlace que no quiero perder de vista...


https://www.boe.es/boe/dias/2017/12/27/pdfs/BOE-A-2017-15552.pdf