domingo, 6 de abril de 2014

"LA PARTIDA": LA ETERNA HUIDA SIEMPRE APLAZADA

"Leer hasta entrada la noche y, en invierno, viajar hacia el sur": llevo marcado a fuego aquella vieja máxima de Eliot, pasada por el tamiz de MVM.
En una de mis imprudencias ("Desde el otro lado del espejo") incluí este poema, que incide en ello.
A ver si, tras hacerlo en verso, lo termino traspasando a la vida real,
un abrazo,

Antonio


La partida
Lo sé:
llegará el día
en que guarde
mis cosas
en una pequeña maleta
y parta.
Mi carta de identidad
(en el fondo,
para el Estado
somos un número
terminado en letra),
algunos libros imperfectos
que escribí,
algunos libros perfectos
que leí
(Kavafis, Wilde
y algún otro),
y tu foto,
para no marcharme
totalmente solo.
Cerraré con llave
e iré a la estación de trenes.
Miraré por última vez
mi ciudad
y marcharé.
Y volveré a
comenzar
en algún sitio,
lejos de todo
y de todos.

2 comentarios:

  1. Estoy pensando... posiblemente habría cola para pagarme un billete de ida (sólo de ida, claro) a mi querida Seúl.
    No: me parece que Seúl queda demasiado cerca...

    ResponderEliminar
  2. ... No vaya a ser que dé un saltico y me plante otra vez en Málaga...

    ResponderEliminar