domingo, 7 de abril de 2013

SOBRE LA MUERTE DE PABLO NERUDA

Escucho por algún sitio que se va a investigar para averiguar la verdadera causa de la muerte de Pablo Neruda, y determinar así si se lo llevó el cáncer de próstata generalizado que sufría, o pudo haber sido otra razón (¿suicidio?, ¿asesinato?). Siempre es bueno conocer la verdad, aunque en ocasiones se pregonen diferentes verdades: si esto lo investiga "El Mundo", el responsable es, evidentemente, la ETA; si lo coge "La razón" fueron UGT y CCOO, al alimón; para "La Gaceta" fueron Zapatero, Rubalcaba y Jordi Pujol, en comandita, y si "ABC" investiga el tema concluirá que la Casa Real española trabajó duro y bien, pero no logró evitar la muerte porque el nacionalismo catalán fue perversamente eficaz, y le mataron hablándole en catalán, incluso. Si lo engancha "El País", seguro que Bárcenas había escrito algo por algún sitio...
La verdad es que en un país en el que hemos matado a poetas a tiro limpio (García Lorca), de aburrimiento (Antonio Machado) o de muerte natural inducida (Miguel Hernández), estamos preparados para escuchar cualquier respuesta. Lo que nadie podrá quitarnos es el disfrute de sus inolvidables versos, aunque a ratos Pablo pudiera llegar a escribir los versos más tristes.
Y luego que ladren los sabios de todas las tendencias, que tanto saben siempre, arrimando el ascua a su sardina y colgándose medallones.
Dicen que al oficial que llegó a registrar Isla Negra le dijo Neruda que tenía aquello tan peligroso que buscaban allí: la poesía. Mentira: a estos la poesía nunca les ha interesado para nada.
Feliz comienzo de semana, amig@s.

14 comentarios: