domingo, 25 de diciembre de 2016

MUDANZA


Mudanza

Mis papeles desordenados.

Mis libros doctrinales (tediosos).

Mis textos incompletos, tachados en rojo por la mano sabia.

Todo eso. Debo partir.

Embalar años de trabajo y tomar nuevo rumbo.

Nadie me echará en falta.

Alguna vez

alguien se preguntará

“¿cómo se llamaba aquel chico que hace mucho tiempo

fue becario aquí,

aquél que escribía?”.

Y nadie acertará con mi nombre:

a lo mejor

alguien

es capaz de recordar

a un tipo curioso

que

siempre andaba

con alguna novela debajo del brazo.

Perdiendo el tiempo.

                             (Antonio J. Quesada: "Desde el otro lado del espejo")

4 comentarios:

  1. Un bello poema.Gracias por compartirlo.Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amiga, por compartir estas complicidades... abrazos muy fuertes

    ResponderEliminar
  3. Qué bueno. Bañado de cierta nostalgia. Y con tu sello personal. Bravo Antonio Jeta.. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias, querido Alfonso, por compartir este textillo pescado con la ciber-caña a horas intempestivas... abrazos muy fuertes!

    ResponderEliminar